“La maldición de hill house” Los propietarios reales y las apariciones de espiritus

"La maldición de hill house" Los propietarios reales y las apariciones de espiritus
“La maldición de hill house” Los propietarios reales y las apariciones de espiritus

Los propietarios reales de la mansión de “La maldición de hill house” dice haber visto apariciones reales de espíritus en la mansión.

Así lo han explicado los mismos propietarios, que dejaron de residir en la mansión un año antes de la producción de la serie de Netflix.

Publicado por la web The Blast Neil y Trish Liechty compraron la casa Bisham Manor situada en LaGrange (Georgia) en el año 2013 y, tras residir allí durante todo un años, aseguran que la mansión está habitada por “unos fantasmas. Según Neril Liechty, nunca había creído en fantasmas hasta que se mudaron a la ya famosa casa, pero que allí sucedían multitud “cosas extrañas” que no había ninguna explicación, como que sonase música desde el sótano, que oliese a tabaco sin que nadie fumase o que su móvil desapareciese misteriosamente para aparecer semanas más tarde en el mismo sitio exacto.


Relacionado: Promoción en 3×2 en una selección de cine y series en Fnac


Además, la pareja cree que los espíritus que habitan la casa pertecen a personas que habitaron en una casa diferente pero construida en el mismo lugar en los años 20. Según la citada publicación, Bisham Manor fue construida entre 1997 y 2002 y su primer propietario dejó intacta una habitación de la casa original en torno a la que, según Neil Lechty, tienen lugar los sucesos paranormales.

Según explicaba Flanagan a Entertainment Weekly, tras buscar por toda Georgia durante meses al fín encontraron esta casa, que les pareció perfecta:


“La encontramos justo en medio del bosque, en medio de LaGrange, Georgia, y me enamoré. Recuerdo que salimos de la camioneta de exploración y todos se quedaron muy callados porque la casa simplemente no tenía por qué estar allí. Era hermosa, pero rara, como esquizofrénico”.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.